jueves, 26 de abril de 2007

El Viaje Fundacional de Pedro de Valdivia

Pedro de Valdivia (ca. 1500-1553)

Pedro de valdivia perteneció a una familia distinguida de la región de Extremadura, España. Se incorporó al ejército a corta edad y luchó en Italia, donde alcanzó gran destreza militar. Su capacidad como soldado quedó demostrada en las expediciones en que participó, tanto en Venezuela y Santo Domingo, como más tarde en el Perú, donde alcanzó el grado de maestre de campo de Francisco Pizarro en su lucha con Diego de Almagro. Gracias a su desempeño, obtuvo de Pizarro el título de teniente gobernador de Chile y en 1540 emprendió su viaje al país. Además de sus habilidades militares, las cuales le permitieron vencer a los indígenas del valle del Mapocho y fundar Santiago, Valdivia fue un hábil político. Mantuvo a sus hombres obedientes y fieles, a pesar de las conspiraciones que se organizaron en su contra. En 1547, en el Perú, se desató una nueva guerra civil. Gonzalo Pizarro se enfrentó al ejército real al mando de Pedro de La Gasca, presidente de la Real Audiencia de Lima. Valdivia se unió a sus fuerzas y, destacándose militarmente en la victoriosa campaña, logró que éste le confirmara su título de Gobernador. En su regreso a Chile fue detenido y conducido a Lima para contestar las acusaciones que contra él habían levantado algunos de sus compañeros. De este proceso se sabe muy poco, ya que los documentos originales están hoy en su mayoría perdidos, y el mismo Valdivia no hace referencia de este episodio en sus cartas al Rey. Demostrando su habilidad política, Valdivia fue capaz de preparar en tres días su defensa, a la que sumadas las declaraciones de algunos testigos, logró que La Gasca lo absolviera con la sola condición de finalizar su relación con Inés de Suárez, confirmándole su título de Gobernador. Valdivia logró así salir con éxito de un proceso judicial similar al que debieron enfrentar muchos conquistadores en América. Como Gobernador regresó a continuar su tarea de conquista y colonización del territorio de Chile. Encontró la muerte después de ser tomado prisionero en Tucapel el 25 de diciembre de 1553, hecho que dio inicio a la primera gran sublevación mapuche, la que al mando del toqui Lautaro amenazó con desterrar el dominio español de estas tierras. Notable militar y sagaz político, Valdivia escribió doce cartas dirigidas al Emperador Carlos V, al Príncipe Felipe II, a Gonzalo y Hernando Pizarro, al Consejo de Indias y a sus apoderados en la Corte, todas redactadas con una pluma ágil y astuta, que defiende los privilegios obtenidos en el proceso de conquista y además realiza una detallada descripción del país. Junto con las cartas, los cronistas de la época como Jeronomo de Vivar y Pedro Mariño de Lobera constituyen las principales fuentes de las que se dispone para reconstruir la vida de Valdivia y los primeros cincuenta años de la conquista española.